300 alumnos en un aula de 100 en una clase de la Universidad de la Patagonia

Hace 3 semanas Santa Cruz

Los alumnos del primer año de la carrera de Enfermería que se dicta en la Universidad Nacional de la Patagonia Austral reclaman por la sobrepoblación de alumnos.

300 alumnos en un aula de 100 en una clase de la Universidad de la Patagonia

Los alumnos del primer año de la carrera de Enfermería que se dicta en la Universidad Nacional de la Patagonia Austral reclaman por la sobrepoblación de alumnos existente que condiciona el cursado de materias en la institución. Actualmente cursan 300 alumnos en un aula estipulada para 100. 

Karina Dodman, secretaria general de la Asociación de Docentes e Investigadores de la UNPA, dialogó con LOA sobre la problemática que acontece en instalaciones de la institución, donde se ve acomplejado el desarrollo de las clases dada la sobrepoblación de alumnos en las aulas. 

“Al iniciar el cuatrimestre, los docentes llegaron a las aulas designadas y dieron con la novedad que -al menos en primer año de Enfermería- hay una sobrepoblación de alumnos. Son más de 300 estudiantes en un aula de capacidad de máximo 100 personas. Una situación muy compleja en términos de condiciones laborales y pedagógicas de cursada”, sostuvo Dodman. 

Las imágenes reflejan el poco espacio con el que cuentan los alumnos que hoy transitan el primer año de la carrera, complicando también la tarea del docente en un espacio donde, tal como detallaron alumnos, no tienen siquiera micrófonos. “Hicimos la presentación ante la comisión para hacer las afectaciones de cuántos docentes en relación a cantidad de estudiantes, respecto a condiciones laborales de los docentes y hoy nos encontramos juntando firmas”, explicó la secretaria. 

Las cátedras numerosas no son sólo en Río Gallegos, informó. “Haremos una presentación en la Unidad Académica de Río Gallegos (UARG) en virtud que entendemos que son las autoridades las que deben gestionar al encontrarse con una matrícula. No tienen que llegar estudiantes y los docentes a un aula y darse con la novedad que hay más de 300 personas con equipos de cátedra de 2 o 3 profesores para 300 alumnos sin constituir comisiones distintas”, continuó. 

El problema no es nuevo y ello preocupa a docentes y alumnos, dado que el año pasado aconteció la misma situación: “Se podría haber proyectado dada la matrícula del año pasado, el día 8 se terminaron de cargar los datos de los alumnos inscriptos de las materias de primer año, entonces entendemos que del 8 al 14 –cuando iniciaron las clases- hubo tiempo suficiente como para, al menos, tomar una decisión institucional”, añadió.

“Son 300 estudiantes, parados porque no hay sillas, amontonados en los pasillos, con todo lo que implica. Si pensamos que nuestra universidad defiende los pilares de ingreso, permanencia y egreso, preguntamos de qué forma se garantiza la permanencia. No hay forma de que los docentes puedan dictar las clases y los estudiantes dicen que no pueden cursar así”, desarrolló Dodman. 

Asimismo, preocupan las condiciones de seguridad debido a la sobrepoblación: “Tenemos en cuenta también las normativas de seguridad, llega a acontecer algo que nadie quisiera y la situación es compleja. Ese es el estado de situación emergente que se dio empezado el cuatrimestre, que sucedió también el año pasado. Las autoridades deben prever los crecimientos de matrículas y de qué manera se soluciona institucionalmente. Todas las materias institucionales se encuentran en las mismas condiciones, por ejemplo Análisis del Discurso tiene más de 800 alumnos”, detalló. 

Lo que se discute son “las condiciones laborales y pedagógicas, y de qué manera defendemos la educación pública y la permanencia de estudiantes”, concluyó. 

Tags del artículo

Educación

Notas relacionadas que pueden interesarte