Cocaína, éxtasis, armas y una gran cantidad de dinero secuestrado en Río Gallegos

Hace 6 meses Río Gallegos

“El Enano” Alvarez, un bonaerense de 38 años de edad, quedó alojado en la Unidad Nº 15 tras un megaoperativo realizado por la Policía Provincial.

Cocaína, éxtasis, armas y una gran cantidad de dinero secuestrado en Río Gallegos

Un golpe al narcotráfico se registró en la noche del jueves en nuestra ciudad capital y dejó como saldo a un hombre detenido, dos vehículos secuestrados, cocaína, éxtasis y armas de fuego incautadas, además de otros objetos que se sumarán a la investigación.

El personal de Narcocriminalidad realizó una gran cantidad de allanamientos por una causa que venía siendo investigada hace aproximadamente 8 meses. El megaoperativo, del que participaron varias áreas investigativas de la Policía Provincial y al que se sumaron agentes de la Gendarmería de nuestra ciudad capital, constó de 11 allanamientos y 8 requisas vehiculares.

Según pudo conocer este medio, hubo varios allanamientos en el barrio San Benito. En este sector se allanó un inmueble ubicado en calle 23, entre 10 y 12, y un local de compraventa en calle 13. También hubo otro procedimiento en la manzana 55, entre 23 y 10.

Simultáneamente, hubo despliegue policial en un local comercial ubicado en avenida Lisandro de la Torre 115 y otro en una vivienda de Alberto Manrique Grillo 913. Los procedimientos se realizaron en Lago Viedma al 700, Bernardo H. Houssay al 2400, Comisario J. A. Sayago al 400 y otro en calle Yugoslavia.

Los procedimientos se extendieron hasta entrada la mañana del viernes; a la tarde se conocieron los resultados preliminares. 

Fuentes policiales consultadas por este medio indicaron que fue demorado un total de 28 personas, pero solamente una quedó detenida, en un primer momento en la Seccional Séptima: se trata de Ariel “El Enano” Alvarez, un hombre de 38 años que fue detenido en un domicilio ubicado en la calle Heraldo del Sur. 

Según se supo, “El Enano” reside en el barrio San Benito, pero de un tiempo a esta parte se encuentra alquilando un departamento en ese lugar debido a que estaba “perseguido”. Esto pudo ser confirmado gracias a las intervenciones telefónicas que realizó la Policía durante la etapa de la investigación.

Alvarez estaba en la morada y tenía un arma calibre 38 cargada, pero afortunadamente fue reducido antes que pudiera realizar una locura como arremeter contra la Policía o intentar quitarse la vida de un balazo.

Asimismo, respecto a los procedimientos realizados en dos locales de “La Saladita” (Zapiola al 1080), se supo que la esposa de Alvarez fue demorada. Es una mujer de más o menos la misma edad que él y, tras ser identificada, la Justicia determinó que fuera liberada. En relación al procedimiento que se realizó en un predio ubicado en la calle Yugoslavia, pasadas las 8 de la noche del jueves, se supo que allí funciona un taller mecánico. Los policías buscaban a un sujeto de apellido Martínez, pero este ya no se encontraba allí: dejó su auto en marcha y se alejó del lugar. Ahora es intensamente buscado por Narcocriminalidad.

200 gramos de cocaína, 12 unidades de éxtasis, vulgarmente llamadas “Molly”, la camioneta Toyota Hilux, el Honda Civic, los 300 mil pesos, los 800 dólares, la escopeta, las municiones, las balanzas, los elementos de estiramiento de la droga, celulares y equipos informáticos fueron el resultado total de lo secuestrado en todos los procedimientos.

Procesado

Un caso particular se registró en el allanamiento en la casa de la calle Sayago al 400. La Policía buscó y encontró a un tipo de apellido Viña, un hombre que ya está procesado por otra causa de estupefacientes, pero que, tras ser demorado, no quedó detenido.

Según se pudo saber, Viña iba a quedar incomunicado por decisión de la Justicia Federal, pero hubo un problema: desde el Servicio Penitenciario Provincial indicaron que no podían alojarlo, ya que no cuentan con las “condiciones edilicias” para poder “hospedar” a otro reo. La Justicia mostró su descontento y debieron dejarlo libre, pero ligado a la causa que continúa su curso.

La causa anterior por la que está procesado Viña es por el megaoperativo “Rama Blanca” que, tal como lo informó este medio en su momento, consistió en 14 allanamientos en Río Gallegos donde se encontró 1 kilogramo de marihuana.

Para los investigadores, Viña es quien traería la droga desde el norte del país, para luego comercializarla en nuestra ciudad capital.

Traslado

En la continuidad del proceso judicial que afronta el por ahora único detenido, se supo que en la mañana de ayer fue llevado desde la Seccional Séptima para que compareciera ante la Justicia y, si bien no se sabe si confesó o no el delito de tenencia de estupefacientes con presuntos fines de comercialización, trascendió que luego fue alojado en la Unidad Penitenciaria N° 15, establecimiento en el que permanecerá al menos por los próximos 10 días hábiles, tiempo que tiene la Justicia para determinar si lo procesa o no.

El nombre 

El megaoperativo fue nombrado “Triángulo Blanco” por la Policía. Los agentes decidieron llamarlo así debido a los lugares donde se cometerían los delitos. Para ellos hay fuertes indicios que acreditarían que la droga circula en Buenos Aires, Córdoba y en nuestra ciudad capital.

Si bien la cantidad de droga podría ser considerada exigua en comparación a otros procedimientos, la Policía detectó quiénes traerían la droga a Río Gallegos, quiénes la distribuirían, quiénes la esconderían y quiénes la comercializarían, dando así un verdadero golpe al narcotráfico, ya que la línea de droga fue eliminada.

Asimismo, cabe recordar que la gran cantidad de dinero correspondería a transacciones de droga y, para la Policía, se habla de casi un kilo de cocaína que ya habría sido comercializada.

Tags del artículo

Policiales

Notas relacionadas que pueden interesarte