Comodoro: el viento desprendió parte del techo de la estación de servicio Eureka

Hace 18 meses Patagonia

Cerca de las 19 de ayer las fuertes ráfagas desprendieron un tramo del techo de las instalaciones de la estación de servicio que funciona en la zona de El Infiernillo.

Comodoro: el viento desprendió parte del techo de la estación de servicio Eureka

Sobre las 19 las ráfagas soplaban a 89 kilómetros por hora y por poco no causaron un verdadero desastre en la estación de servicio Eureka, ubicada sobre la Ruta 3, entre Kilómetro 3 y el Centro de Comodoro Rivadavia. Un importante tramo de estructura con chapas se desprendió y terminó en el playón principal del lugar.

La jornada ayer era agradable en esta ciudad donde la temperatura alcanzó los 32 grados entre las 16 y las 17, según precisó el área de Pronóstico de la Fuerza Aérea a El Patagónico. Sin embargo, el viento del oeste-noroeste comenzó a sentirse cada vez más y en la zona de El Infiernillo –donde desembocan los cañadones del cerro Chenque- por poco no provoca un desastre.

La encargada de la estación de servicio, Angélica Rivera, relató que eran poco antes de las 19 cuando “estábamos trabajando y el fuerte viento se ve que colapsó y levantó una parte del galpón de la estación. Por suerte no cruzó la ruta y no pasó más nada”, agradeció mientras las fuerzas de seguridad contenían con sogas la estructura de hierros y chapa.

Un tramo de unos 50 metros cuadrados aproximados se desprendió de la parte trasera de la estación y salieron empujados hacia el frente donde estaba estacionado el Volkswagen Vento de un cliente que acababa de cargar combustible. Todo ese tramo quedó arriba del auto y con riesgo de volarse hacia la ruta.

En la desesperación del momento “se evacuó a todos los clientes que estaban cargando en ese momento y el personal”, apuntó la encargada del lugar ya más tranquila.

Ante el riesgo de que las chapas se desprendieran y golpearan los surtidores, se activó el sistema de seguridad para cortar el expendio de combustibles.

Corte de ruta

Personal de Defensa Civil arribó de inmediato al lugar junto a una dotación de los bomberos de Kilómetro 3. Luego, arribaron varias unidades de la Secretaría de Seguridad municipal para delimitar la zona. Entre los empleados de la estación y los bomberos ataron con sogas las peligrosas chapas colgantes, las cuales quedaron aferradas a una columna.

Uno de los empleados contó que primero comenzaron a caer los tornillos contra un camión que estaba en el playón y después se sobresaltaron cuando el tramo del techo golpeó contra el piso del playón.

“Se trató de reaccionar lo más rápido posible y evacuar a los clientes y el personal que fue lo que más nos preocupó”, reiteró la encargada.

Mientras tanto, se ideó un operativo de seguridad para retirar la estructura de chapas con una grúa. Para ello, el personal municipal interrumpió la circulación vehicular en el sector por el lapso de unos 40 minutos para evitar cualquier tipo de contingencia. Esa maniobra provocó un importante embotellamiento de vehículos en Ruta 3 hasta que se normalizó el tránsito entre el Centro y la zona norte.

Tags del artículo

Clima

Notas relacionadas que pueden interesarte