Conmoción en Gobernador Gregores: la policía encontró a una mujer con un disparo en la cabeza

Hace 2 meses Gobernador Gregores

La Policía investiga las circunstancias en las que una joven de 20 años apareció con un disparo en la sien con el arma reglamentaria de su concubino, un efectivo policial.

Conmoción en Gobernador Gregores: la policía encontró a una mujer con un disparo en la cabeza

La tranquila ciudad de Gobernador Gregores se encuentra conmocionada luego de conocerse el deceso de una joven de 20 años, de apellido Carrasco, que fue encontrada por su novio policía, con un disparo en la cabeza dentro de su vivienda.

De acuerdo a la información recabada a través de diferentes fuentes consultadas, se pudo conocer detalles sobre la investigación que, hasta el momento, está caratulada como “muerte dudosa”, y que se trataría de un suicidio.

Según el testimonio de testigos, todo comenzó cuando un efectivo de la Comisaría local, de franco servicio, de apellido Márquez, fue con su novia a una fiesta de cumpleaños en la noche del viernes. Fue cerca de la 1 de la madrugada cuando ambos mantuvieron una discusión y decidieron volver a la casa que ambos comparten en la calle 12 de Octubre al 200.

A partir de este momento es cuando todo es materia de investigación. En su posterior declaración, Márquez dijo que, tras llegar a la vivienda y para no continuar con la pelea, decidió irse de la casa a visitar a los amigos.

Fue cerca de las 4 de la mañana cuando el efectivo volvió a su domicilio y  encontró a Carrasco, su novia, tirada en el suelo de su habitación, al lado de la cama, en un charco de sangre. Al lado de ella, el arma reglamentaria de Márquez.
Carrasco tenía dos orificios de bala, a la altura de la sien, siendo estos los de entrada y salida del proyectil.

Desesperado, el efectivo llamó al hospital y solicitó una ambulancia para que atiendan a su novia. Según trascendió, la unidad de traslado llegó y Carrasco aun presentaba signos vitales.

Pese al esfuerzo del equipo médico del hospital de Gregores, cerca de las 6 y media de la mañana del sábado se certificó el deceso de la joven.

Como es habitual en estos casos, el Juzgado de Instrucción de Puerto San Julián, a cargo del Dr. Pío Pala, determinó una serie de directivas con el fin de establecer, fehacientemente, las circunstancias en las que la joven falleció.

Las primeras diligencias estuvieron a cargo del personal del Gabinete de Criminalística de la Policía, con asiento en San Julián. Una comisión debió viajar desde la ciudad portuaria a la ciudad de Gregores para realizar las pericias en el interior de la vivienda.

Además de secuestrar el arma reglamentaria de Márquez, los agentes de la Policía Científica secuestraron las prendas de vestir, sábanas y demás elementos de interés para la causa que se investiga. Asimismo, se procedió a tomar una secuencia fotográfica del interior del dormitorio con el fin de reconstruir la escena del hecho.

Respecto del efectivo que encontró a la mujer, se supo que se le tomó la declaración en la dependencia en la que él trabaja y, por dos cuestiones, fue llevado en calidad de demorado a Piedra Buena: la primera de ellas por ser testigo del hallazgo o como posible autor que podría ser linchado por la comunidad, y la restante para que le realicen el barrido electrónico con el fin de determinar si él accionó o no su arma reglamentaria.

Otra de las directivas emanadas por el magistrado que lleva adelante la investigación fue la realización de la autopsia en el cuerpo de la joven. Los restos de Carrasco fueron trasladados en la tarde de ayer desde Gregores a nuestra ciudad capital y los resultados preliminares estarían listos a primera hora de hoy domingo.

Con el fin de reconstruir las últimas horas de Carrasco y las horas en las que Márquez no estuvo en la vivienda, la Policía local se entrevistó con vecinos, amigos y seres queridos de la pareja. Allí es cuando se conoció que ambos estaban, efectivamente, en una fiesta y que, luego de discutir, decidieron irse a su casa.
Además, se supo que Márquez y Carrasco tenían un historial de discusiones y peleas y que la pareja no transitaba su mejor momento, pero que nunca había llegado a denuncias por violencia de género u otras cuestiones graves.

El arma

De acuerdo a las viejas leyes de la Policía, un agente de la fuerza siempre debe estar con el arma de fuego reglamentaria en su poder para que no quede en manos de alguien que no puede manipularla.

Lo cierto es que, desde hace unos años, el debate se dio y los agentes de las fuerzas de seguridad no tienen la obligación de portar el arma las 24 horas del día, los 365 días del año, debido a que genera mayor estrés y tensión.

Un caso similiar

En el año 2016 ocurrió un hecho parecido al de Gregores, pero la víctima fue el hombre y, hasta el momento, no hay precisiones sobre el caso.

Se trataba de Fabricio Sánchez, agente de Policía de la Seccional Segunda de Las Heras, que fue encontrado con un disparo en la cabeza el 15 de julio de 2016. Su mujer, otra integrante de la misma fuerza, fue investigada en su momento, pero la causa se archivó primero como un suicidio.

A mediados del 2017, por la presión de la familia de Sánchez, se reabrió la causa, con un nuevo juez y un nuevo perito forense, pero hasta el momento poco se sabe de la continuidad del expediente.

Tags del artículo

Sociedad

Notas relacionadas que pueden interesarte