Cuatro años de prisión por abusar de su propio hijo

Hace 1 mes Río Gallegos

Un hombre de 62 años, fue condenado a la pena de cuatro años de prisión por haber sido encontrado penalmente responsable del delito de abuso sexual simple agravado.

Cuatro años de prisión por abusar de su propio hijo

Ayer al mediodía se dio a conocer la sentencia para el hombre acusado de haber abusado de, al menos, dos de sus hijos, el año pasado en la ciudad de Río Gallegos. Conocido por sus iniciales J.O.G, de 62 años de edad, el sujeto fue encontrado penalmente responsable y fue condenado a la pena de cuatro años de prisión de cumplimiento efectivo en orden de los delitos de “abuso sexual simple agravado por el vínculo en concurso real con abuso sexual simple agravado por el vínculo bajo la modalidad de delito continuado”, informaron fuentes judiciales consultadas por La Opinión Austral.

El juicio se concretó el martes 23 de octubre y en la oportunidad, tras lo que fue la demostración de las pruebas y los alegatos, el representante del Ministerio Público Fiscal Dr. Iván Saldivia había solicitado la pena de 6 años de cárcel, desestimando el agravante de “gravemente ultrajante”, pero sumándole el de “agravado por la guarda”. El debate fue realizado en el recinto de la Cámara Oral. En el pedido de elevación a juicio, realizado en su momento por el Juzgado de Instrucción de turno, se conoció que J.O.G (62) está acusado de haber abusado sexualmente de uno de sus hijos durante el 2017 y dos hijas, al menos una vez el año pasado.

Se pudo corroborar la existencia de abusos continuos hacia el joven, pero no así para con las menores, por lo que se lo absolvió en ese sentido, imputaciones que de haberse confirmado y haber sido objeto de acusación fiscal, podrían haber agravado la condena que el sujeto recibió. Cuando el ahora condenado se sentó en el banquillo de los acusados y finalmente declaró, lo hizo pero no como lo realizó durante el proceso de instrucción, obviando detalles y situaciones que quizás lo hubiesen comprometido aún más.

La confesión de J.O.G fue “a medias” y en la oportunidad, el juicio abreviado fue desestimado y se dio lugar a los testigos: profesionales de la salud, la madre las víctimas y otras fuentes fueron sentadas en el banquillo del centro del recinto para declarar ante el Tribunal.

Cabe recordar que el sujeto fue detenido luego de que sus hijos le confesaran a su madre que su padre accionaba de manera inapropiada contra ellos. Está detenido en el Anexo 6 de la Alcaidía y ahora la Secretaría de Ejecución de Sentencias dictaminará si su lugar de alojamiento para cumplir lo que le resta de condena será este o si se lo movilizará a otra unidad penitenciaria.

Tags del artículo

Familia

Notas relacionadas que pueden interesarte