El gobierno provincial le pagó una cifra millonaria a Divididos con un fondo minero

Hace 5 meses Santa Cruz

En el marco de la fiesta Sabores Santacruceños, la banda del artista K Ricardo Mollo cobró 3.5 millones de pesos en plena campaña. El dinero vino del polémico fondo minero Unirse.

El gobierno provincial le pagó una cifra millonaria a Divididos con un fondo minero

El gobierno provincial, a través del Ministerio de la Producción, anunció con bombos y platillos una serie de eventos dentro del programa del denominado “Sabores Santacruceños” que cubrirán de fiesta los días (hoy) 20 y (mañana) 21 con diversos actos y básicamente con al contratación de un cocinero de la televisión, el cantante de cumbia “El Polaco” y la banda de Divididos, quienes tocarán en el Boxing Club de Río Gallegos.

De acuerdo a la promoción que hace el gobierno de Alicia Kirchner y los organizadores del evento, las actividades son de “Entrada libre y gratuita”. Y cuando, especialmente el kirchnerismo, anuncia que algo es “gratuito”, se encienden las alarmas y a nosotros se nos prendieron las luces cuando vimos la invitación y decidimos averiguar un poco.

OPI Y News tuvieron acceso al documento oficial del gobierno donde resolvió contratar de forma directa a la empresa “Cuarenta Dibujos SA” (Florida Nº 835 Primer piso Of 107 de CABA) por la contratación del grupo “Divididos” “… para brindar su espectáculo en la “Feria Sabores Santacruceños” edición 2019 en esta ciudad…” dice en un párrafo el documento y agrega “… realizada por éste Ministerio (De la Producción) bajo el marco del Convenio UniRSE por la suma de $ 3.500.000,00 (Tres millones quinientos mil pesos), dando en la misma Resolución la orden para que sea abonada por la Dirección Provincial de Tesorería del mismo Ministerio la suma de $ 2.118.174,50 (Dos millones ciento dieciocho mil siento setenta y cuatro con cincuenta), quedando el saldo pendiente a ser abonado al final del evento, establece.

Hoy a las 20:30 hs en el Boxing Club toca Divididos, pero ¿Gratis?: ¡Las pelotas!, un poco parafraseando el origen del nombre de ambas bandas, que nacieron de la división del grupo de rock nacional “Sumo”.

Sin embargo, este festival “libre y gratuito” que lleva a cabo Alicia Kirchner en plena campaña política no termina ahí. No hemos tenido acceso y tampoco el gobierno lo ha comunicado cuánto le cuesta a la provincia, es decir, a todos los santacruceños que aportan mensualmente ingentes sumas de dinero de sus propios bolsillos a través de la oficina de recaudación (ASIP) inventada por la gobernadora, con los otros contratos, como son los de “El Polaco” y el cocinero de la televisión nacional.

Unirse, pero no tanto

Como era “gratis” Fútbol para Todos, negocio tras el cual se esfumaban más de 1.200 millones pesos anuales que caían en bolsillos de Grondona, funcionarios del poder y la familia presidencial; como fue “gratis” el Plan Qunitas, de Aníbal Fernández, que terminó despejando una inmensa corrupción la cual le costó al país cientos de millones de pesos y tantos inventos más, hoy “es gratis” Dividido en el Boxing Club, pero con un costo de (al menos para este grupo exclusivamente) de 3,5 millones de pesos. Si le sumamos las otras contrataciones para este evento, no estamos hablando de menos de 5,5 millones de pesos y si a eso le sumamos todos los demás gastos que insume el festival/feria, es posible que supere los 10 millones de pesos, el cual, como se ve, sale de denominado Fondo Fiduciario UniRSE, una modalidad de “negocios” que le cae a la medida al kirchnerismo (al igual que las Fundaciones), donde los dineros entran en un pozo negro que solo maneja la gobernadora.

Hábiles para encontrarle la vuelta, siempre que se trate de quedarse con la plata ajena, en abril del 2016 Alicia Kirchner pactó un acuerdo con las empresas mineras Oro Plata SA, Minera Santa Cruz SA y Cerro Vanguardia SA (todoas aliadas K) para al creación del denominado Fondo Fiduciario Público “UniRSE”, destinado al financiamiento de programas y proyectos en inversión social y de salud, obras, adquisición de bienes, proyectos productivos y de inversión tecnológica que contribuyan al desarrollo sostenible de la provincia, indica el objeto de este invento financiero para obtener fondos de manera “legal”, pero afectarlo a los que la gobernadora quiera y disponga; con la misma discrecionalidad que podrán quedárselo en bolsillos de algunos o ser ocupados para campañas políticas, etc. Todo es posible, porque nadie tiene acceso ni conocimiento de cómo se usa ni cómo se rinde.Todo queda entre ellos mismos.

Este mecanismo llamado UniRSE fue publicado en el Boletín Oficial del 30 de agosto de 2016 y se asignó como ente Fiduciario al Banco Santa Cruz, de donde el gobierno tiene el 49% de las acciones. El Fiduciante es el estado provincial y el beneficiario de esos fondos del Fideicomiso, también es el Estado provincial.

Demagógicamente, en su estatuto el Fideicomiso UnIRSE establece que las autoridades “no cobrarán honorarios por la tarea que realizan”; el fondo tiene una duración de 4 años prorrogable y el propio gobierno creó un Comité Administrador del Fondo UnIrse compuesto por: el Ministerio de Economía y Obras Públicas, que ejercerá la presidencia, el Ministerio de la Producción, el Ministerio de Desarrollo Social, el Ministerio de Salud, la Secretaría de Estado de Trabajo y Seguridad Social, la Cámara Minera de Santa Cruz (CAMICRUZ). Como se ve, no hay ninguna garantía de seguridad y control. Todo queda circunscriptos a los mismos actores en todos los niveles.

También como se ve, ningún contralor extrapartidario ni de organismos de control rigen esta fachada única para recaudar fondos que son “aplicados” como sea el ánimo y gusto de la gobernadora.

Estos 3, 5 o 10 millones de pesos que hoy aparecen alimentando un acto partidario de Alicia Kirchner, tratando de captar el voto de la juventud, son los que faltan en las escuelas, donde las aulas y los establecimientos se caen a pedazos, no tiene baños para los niños, agua, luz y mucho menos gas. En este semestre hubo escuelas como la Nº 44 donde debieron migrar los chicos a otras escuelas porque no tenían gas, debido a la rotura de caños.

Los reclamos, las quejas tanto de los docentes como de los hospitales públicos provinciales donde faltan insumos y no se pagan sueldos adecuados, caen en el olvido y no merecen (a criterio de la gobernadora embarcada en una campaña para su reelecciónque desde el Fondo UniRSE, se pongan esos 3, 5 o 10 millones de pesos al servicio de la gente, en vez de al servicio de la política populista, prebendaria y mentirosa, «vendiendo» el relato de que todo es «gratis», cuando sale de los bolsillos públicos.

Por lo tanto, cuando a Ud estimado lector le digan que va a ver a Divididos Gratis, puede parafrasear al desaparecido Luca Prodán cuando Tom Lupo en una entrevista le preguntó si SUMO se dividía y contestó ¡Las Pelotas!. 

 

 

Tags del artículo

Ricardo Mollo Divididos Kirchnerismo

Notas relacionadas que pueden interesarte