El peón Enrique Rojel murió de un disparo en la cabeza

Hace 2 meses Río Gallegos

Así lo develó la autopsia a la que fue sometido el cuerpo del trabajador rural en Río Gallegos. La policía de la cuenca carbonífera se encuentra realizando allanamientos para esclarecer el homicidio.

El peón Enrique Rojel murió de un disparo en la cabeza

Ayer por la  tarde se confirmó lamentablemente la aparición sin vida del peón Enrique Rojel, quien era buscado intensamente desde el viernes pasado en cercanías de la Estancia Sofía, donde la última vez que había sido visto fue el pasado  20 de agosto.

El peón desapareció en la zona rural de la Cuenca Carbonífera en un establecimiento rural ubicado a 120 kilómetros de Río Gallegos y a 97 de Río Turbio.

De acuerdo a los datos suministrados por fuentes policiales, el hallazgo del cuerpo se produjo en cercanías al puesto de la estancia antes citada.

La principal hipótesis del fallecimiento del peón que manejaban en el día de ayer al dar con el cuerpo del trabajador rural estaba  vinculada a una  probable caída de su caballo y un posterior golpe de su cabeza con una roca, de acuerdo a los primeros indicios la causa del fallecimiento seria por un fuerte golpe en el cráneo, se indicó en un primer momento.

Giro insospechado

Pese a los adelantado ayer por este portal y siempre de acuerdo a las primeras apreciaciones que se realizaron en el lugar del hallazgo se presumía que Rojel se había golpeado , pero la autopsia realizada en esta ciudad develó que al trabajador le dispararon en la cabeza.

Según indicaron fuentes policiales a Nuevo Día, el cráneo presentaba un orificio de entrada y salida del disparo de un arma de fuego.

En estos momentos policías de la cuenca carbonífera se encuentran investigando el homicidio del hombre y llevan adelantes distintos allanamientos en la localidad de 28 de noviembre y estancias cercanas al lugar en donde se halló el cuerpo de Rojel. (El Diario Nuevo Día)

Tags del artículo

Enrique Rojel

Notas relacionadas que pueden interesarte