Javier Belloni escapa de las definiciones, se contradice y reniega de su partido

Hace 3 meses El Calafate

El martes 21 el intendente de El Calafate, Javier Belloni, ofreció declaraciones en Río Gallegos, oportunidad en la que habló de su candidatura. Un artículo de Ruben Lasagno.

Javier Belloni escapa de las definiciones, se contradice y reniega de su partido

No vamos a transformarnos en repetidora boba del intendente de El Calafate, como tampoco lo hacemos con ningún funcionario y/o candidato. Si, en cambio, vamos a analizar tramos puntuales de su discurso, donde deja más puntos oscuros que cuestiones aclaradas para la audiencia.

Personalmente lo definiría como “Un candidato resbaloso, propenso a navegar en aguas pocos claras, con más indefiniciones que certezas, con un posicionamiento político que le resulta incómodo, pero discursivamente condenado por su historia, la de su partido y la necesidad de aparecer como “distinto” en un contexto ciertamente difícil de escindirse sin cargar con la mochila política de su pertenencia histórica al kirchnerismo. Reparte la culpa entre Alicia (a la que más parece atacar) y no reconoce en ningún momento la mala praxis del kirchnerismo en 27 años de poder en Santa Cruz. No carga tanto contra Daniel Peralta, porque tiene la esperanza de que el ex gobernador le sume los votos en agosto y elude responder preguntas claves, las cuales definirían realmente el rumbo de Belloni como gobernador. Ésta ambigüedad que muestra, la incompatibilidad de muchas cosas que dice con lo que practica, es otro de los puntos flojos de su discurso. Concluyendo: es un candidato que pretende ser distinto jugando en la misma liga que lo contuvo y lo hizo intendente desde el 2007, pero no logra cortarse solo por efecto y peso de su propia historia. Trata de diluir la nefasta imagen del krichnerismo, bregando que compite por el PJ (lo cual en Santa Cruz es lo mismo). Pone como ejemplo su administración comunal, pero no dice los años luz que separan esa realidad del volumen que implica la provincial ni cuenta que en su gestión de El Calafate, no todo es tan transparente ni lúcido. En general es un discurso vacío, propositivamente haciendo ejes en lo que hace él como intendente, lo que no es válido para la provincia y obvia comprometer su opinión en temas fundamentales como: sobredimensionamiento del Estado provincial y elude responder sobre si reintegrará la Caja de Servicios Sociales a los trabajadores (de hecho la omisión es un «NO» encubierto) y lo mismo sucede con la Caja de Previsión Social. Un detalle no menor: como Intendente él mismo colabora con el desfinanciamiento de estas Cajas al descontar los importes a los empleados y no aportarlos a las cajas comunes.”

Lo hecho, lo que hace y lo que hará

Ley de lemas

(SIC) “Uds saben lo que nosotros pensábamos de la ley de lemas, el diputado Arabel tiene desde el 2014 presentada una ley de PASOS y bueno… no hemos tenido la suerte que creo que se merece la provincia de Santa Cruz, que haya más legitimidad.

Hoy tenemos una ley (la nueva ley) donde se va a elegir por primera vez (¿?) Gobernador, es una buena ley. Esto garantiza que haya elecciones para gobernador”.

Análisis: Javier Belloni va y viene en esta suerte de oleaje político y discursivo que le quita sustento a sus argumentos. Es cierto que el diputado Arabel presentó un proyecto para eliminar la Ley de lemas, porque el intendente tenía la firme convicción de jugar solo su candidatura a gobernador, en la convicción de que solo, ganaría.

Cristina Fernández no autorizó el cambio de la ley. De allí en más el proyecto de Arabel estuvo “congelado” por decisión del propio Belloni, que había recibido órdenes. Si tanta convicciones tiene el intendente de no querer la Ley de lemas, hubiera dicho, por ejemplo, por qué mandó a votar afirmativamente a su diputado por el pueblo, por la continuidad del mismo sistema y luego a convalidar la última maniobra para desdoblar las elecciones entre agosto y octubre, separando las de gobernado e intendente. No dijo Belloni que ésta le fue hecha a imagen y semejanza suya, por cuando le permite probar como gobernador (testimonial) y si no anota, baja a su zona de confort y en octubre vuelve a ser intendente.

Dice estar en contra de la ley de lemas porque no marca la legitimidad de un gobernador (caso Alicia) y reafirma su apoyo como “buena ley” a la misma ley de lemas, con el aditamento del desdoblamiento que la hace más injusta aún.

(SIC) “Creo que lo más importante es que va a haber una elección para gobernadory hace mucho tiempo que no hay una elección para gobernador. En muchas de las localidades, no se si se da mucho en Gallegos, pero en las localidades se elige intendente y ¿Quiere que le diga la verdad?, si el intendente está muy firme, tiene un caudal de votos importante que los respalde y vamos a hablar un poco más, si lleva a Patoruzú, lo terminan votando a Patoruzú. De esta forma no; acá cada candidato a gobernador tendrá que salir a explicar por qué quiere que lo voten como gobernador”.

Análisis: Es raro que Belloni diga “hace tiempo que no hay elección para gobernador”, cuando el FPV/PJ en Santa Cruz viene ganando merced al dispositivo ideado por ellos mismos para competir y retener el poder, pero lo más grave en este párrafo es el enorme acto fallido en el cual incurre cuando pretendiendo señalar el “efecto arrastre”, que según él producen los intendentes, comete un sincericidio, que demuestra la subestimación que tiene tanto Belloni como otros intendentes, de su electorado.

Con la metáfora de Patoruzú dice estar convencido de que el pueblo vota cualquier cosa que le pone el intendente en la boleta, sea él o cualquier otro que él indique. Una frase desafortunada si la hay, por cuanto entonces nos permitiría inferir que la idea de Belloni sobre el electorado de cada localidad (incluyendo el de El calafate), es de una manada cautiva, que no deglute ni procesa las proposiciones, sino que vota ciegamente lo que el propio Intendente le imponga.

(SIC) “Hay  un gobierno nacional que dispuso que El Calafate y Santa Cruz vuelvan a ser el patio trasero de la Argentina. Y dijimos que no lo vamos a permitir….. lo que sí hizo el gobierno nacional es hacernos 7 auditorías, para eso sí hubo voluntad, pero para ayudar a los calafateños…. Por lo menos podían haber ayudado a la provincia de Santa Cruz”.

Cuando el conductor le preguntó si durante el gobierno de Néstor y Cristina la provincia “estaba en el patio de adelante” (siguiendo la metáfora) Belloni dijo:

Calafate era uno más dentro de los 14 municipios y esta discusión la puedo dar delante de cualquiera, porque yo se el dinero que le mandaban a cada uno de los municipios”

Análisis: Uno puede entender que Javier Belloni esté en campaña y deba redondear sus discursos alrededor de argumentos discutibles, en algunos casos, pero Belloni no puede mentir o desconocer la realidad de Santa Cruz, solo por oponerse al gobierno nacional.

Cuando el intendente dice que “volvimos a ser el patio trasero de la Argentina”, la pregunta que le podríamos hacer es ¿Cuándo pasamos a ser el jardín o el patio delantero de la Argentina?. Hubo 12 años consecutivos de un gobierno con tres presidentes de Santa Cruz y del partido con poder hegemónico al cual pertenece Belloni. A eso se le debe sumar el eje Nación, provincia, municipio, un gingle de campaña que el FPV usó hasta el hartazgo para hacernos creer que todo iba a mejorar y nada fue mejor, al contrario, Santa Cruz siguió siendo siempre el patio trasero, solo que en esos años se usaba el suelo para esconder bolsos con plata.

En otra parte dice que le hicieron 7 auditorías y está bien. ¿Belloni pretendía que no le hagan auditorías, después del manejo indiscriminado, ilegal y corrupto que hizo el kirchnerismo de los fondos nacionales derivados a la provincia y fundamentalmente a los municipios desde Planificación Federal?. Tal vez porque el intendente no es tolerante con las auditorías no ha cumplido con los requerimientos del Tribunal de Cuenta de la provincia, cuyos auditores le reclamaron cumplimiento de la reglamentación contable en la auditoría del año 2009, le reiteraron en la del 2014 y se lo volvieron a reiterar en la del año 2018, que cumpla con la Ley contable de los municipios.

El otro gran error, rayano en la mentira, es cuando el intendente de El Calafate exige que la nación le ayude a la provincia. Esto es desconocer la cantidad y calidad de los fondos que han ingresado en estos tres años y medio desde nación a Santa Cruz, de lo cual en OPI hemos dado cuenta en largas notas con datos oficiales.

Belloni miente y no reconoce (porque los datos están a la vista y para quien lo desee leer) que Macri en estos tres años y medios, le envió a Santa Cruz 3,2 veces más de fondos que los enviados por Cristina Fernández en el último trieño de su mandato. Con lo cual, Belloni puede mentir en función de su campaña, pero no puede evitar que la realidad supere su propio discurso. De hecho lo reafirma cuando señala que él sabe cuánto dinero se le mandaba a los municipios, obviamente refiriéndose a la época en que gobernaba CFK.

Referido al sostenimiento de los municipios que están desfinanciados, el intendente de El Calafate, cree que se debe “empezar de cero” y para eso habría que poner a los municipios en condiciones de que cada nuevo intendente sea responsable de aquí en más, los desfasajes que se produzcan.

(SIC) “En estos días se está hablando de una nueva Coparticipación provincial, que haya un derrame diferente para los municipios. Yo creo que a los municipios y a los intendentes hay que darles una nueva herramienta, pero no se si es la Coparticipación; por ahí tiene que aparecer algún dinero extra de algún lado para que por lo menos, para que las cuentas queden en cero; que sea el punto de partida, para que próximo intendente vea de qué forma empieza a mejorar las arcas de cada municipio”.

“Lo que pasa es que a veces los dirigentes en vez de ir a pedir alguna obra que le mejorara la calidad de vida a la gente, íbamos a pedir Aportes del tesoro nacional(ATN) para ver cómo llegábamos a pagar los sueldos”.

Análisis: Belloni tiene una buena idea, como es la de nivelar las deudas municipales y a partir de allí “arrancar de cero”, pero lo explica mal o bien confunde los términos, por cuanto él no ve en la Coparticipación un elemento suficiente para sostener el déficit de cada comuna y habla de “algún dinero extra de algún lado”, algo realmente increíble que venga de un administrador de la cosa pública. Se sabe que “cualquier dinero extra que venga de algún lado” o puede ser dinero ilícito o es una carga socializada (repartir las pérdidas entre todos los habitantes de santa Cruz), la cual impactará decididamente en la población, saldrá del bolsillo de la gente, ya sea a través de impuestos, contribuciones, subsidios etc. No hay un Maná que llueva fondos del cielo para que los intendentes cierren sus cuentas.

Y sinceridad mediante, confiesa cuál ha sido y es el recurso más fácil y útil y menos laborioso para los intendentes (él inclusive), pedir ATN, una costumbre ampliamente instaurada por el kirchnerismo y a través del cual hacía rehenes del gobierno a los intendentes. De lo que no habló Belloni es de la necesidad que cada intendente y gobernador de Santa Cruz en los últimos 25 años, deba dar cuenta por la responsabilidad directa que ha tenido en los aumentos desmedidos del empleo público, la malversación de fondos en los municipios, la falta de rendiciones de cuentas, transparencia y control.

En un tramo de la conversación el conductor del programa le preguntó a Belloni qué hará (en el caso hipotético de ser gobernador) con los más de 70 mil empleados públicosque tiene la provincia.

(SIC) “Nosotros lo que queremos es que el empleado público trabaje, lo que si no vamos a echar a nadie pero lo que sí, tienen que trabajar. Yo en Calafate no eché a nadie pero lo que si le aseguro es que los 500 que estamos dentro del municipio, trabajamos todos”.

“Hay más de 70 mil empleados. Los empleados municipales están dentro de la Caja de Previsión de la Provincia y se jubilan todos los meses. Lo que tiene que entender el estado provincial es que los activos y los pasivos, pertenecen a la misma Caja, entonces lo mínimo que tiene que recaudar es para darle seguridad que van a cobrar los días primero, no el día 10…Nosotros vamos allegar y pondremos a toda la gente a trabajar, además hay algunos que ni siquiera están en la provincia”

Sobre la cantidad de “ñoquis” o gente que cobra y no trabaja, el intendente dijo “no tiene que haber ni mil ni dos mil, no puede haber gente que no trabaje. Pero acá se han jubilado (los ñoquis)

Análisis: El candidato surfeó como pudo con una respuesta sui géneris porque, claro está, la verdadera es mucho más profunda y compleja. Sin embargo se apuró a decir que no va a despedir a nadie, pero no dijo cómo va a sostener una estructura como la actual. Al limitarse a decir que los “pondrá a trabajar”, realmente no dice nada. Pues obvia decir cómo y en qué. Sabido es que la administración pública provincial está sobredimensionada en más del 40 o 50%. No es válida, por lo tanto, la comparación que hace con su municipio, donde los 500 empleados se conocen entre si y él como intendente los conoce a cada uno.

Querer poner de ejemplo su gestión en Calafate, es inducir al error al votante, ante la creencia de que él (Belloni) tiene la receta para terminar con la vagancia en la administración pública provincial. Otro detalle que no es mínimo: Belloni no hace la mínima autocrítica que el desastre actual de empelados públicos en la provincia fue gestado, generado, inducido y alimentado por 27 años de permanencia en el gobierno del partido al que pertenece: FPV/PJ.

Desde lo político, Belloni se despegó de Alicia Kirchner y en todo momento se encargó de remarcar que no le gusta lo que hace y nada bueno lleva haciendo en estos tres años. Y particularmente evitó lo encuadren dentro del kirchnerismo, el cual, claro está, es mala palabra.

(SIC) “No me enfrasque dentro del Frente para la Victoria, nosotros somos los que queríamos dar la lucha dentro del Partido Justicialista y cada vez que tenemos una elección juntamos avales y los avales son del PJ y creo que tenemos que abrir el abanico porque hoy con el FPV solo no alcanza, con el PJ solo no alcanza. Tendríamos que hacer un nuevo frente santacruceño …

Yo no vengo a tirar mi prestigio, haciendo más de los mismo. Más de lo mismo es Alicia no soy yo. Yo vengo a reordenar el estado provincial en beneficio de todos los santacruceños”.

“No quiero tirar mi prestigio, se que voy a agarrar una brasa caliente, se que es una cuestión cultural porque hay mucha gente que se ha acostumbrado, pero digo, a todo esto en algún momento lo tenemos que cambiar. Tenemos que renovar el rumbo ¡no tenemos rumbo! Le queremos dar rumbo a esta provincia.

Análisis: El intento de Javier Belloni por decir que no es kirchnerista lo expone aún más como kirchnerista. El manto salvador del PJ en algún momento sirvió, cuando el PJ sostenía cierta “independencia” del FPV. Pero desde el 2015 el FPV y el PJ son la misma cosa, inclusive porque comparten los mismos militantes. Por lo tanto, Belloni es un candidato que juega fuertemente por dentro del kirchnerismo. Lo realmente singular es que, mientras acompañará a Alicia Kirchner con un sublema en las elecciones de agosto, trata de embarrarle la cancha a su compañera, dedicándole fuertes críticas sobre lo mal que maneja Santa Cruz.

Al preguntársele sobre el juicio por la corrupción en la obra pública y si ponía las manos al fuego por la inocencia de Cristina, Belloni volvió a cuerpear la posibilidad de hacer una acusación directa y ofender a CFK, aunque tampoco se jugó por la dama y solo remarcó:

(SIC) “En eso yo no pongo las manos en el fuego por nadie, que en la obra pública hubo robo, lo hubo, lo vimos. Nosotros no venimos a defender eso, lo que defendemos nosotros es la idea”.

Análisis: Si bien sacó la pelota al corner, Belloni aún evitando decir que CFK está envuelta en las causas de corrupción, dijo que no defendería a quienes robaron el país. Ahora bien, ¿Denunciará Belloni si llega a gobernador, el andamiaje de corrupción instalado desde hace tantos años en Santa Cruz?

(SIC) “Caleta parece que fuera un barrio de Comodoro Rivadavia pero hay que entender que Caleta no puede ser el patio trasero de la provincia de Santa Cruz, sobre todo teniendo los recursos que tiene y teniendo la misma discusión de hace 20 años: si tiene agua o no tiene agua

Análisis: Estas declaraciones estuvieron absolutamente de más, por parte del Belloni. Porque Caleta Olivia fue olvidada desde siempre, por el propio Frente Para la Victoria/PJ, tanto a nivel provincial desde los años de Néstor gobernador, como cuando gobernaron a nivel nacional, provincial y municipal. Los ex intendentes de su partido Fernando Cotillo y José Córdoba, fueron los encargados de mantener a Caleta Olivia en las mismas condiciones que está hoy. A menos, claro, que Belloni pretenda decir que en los últimos 3 años donde el FPV no gobierna el municipio, Caleta cayó en desgracia y antes (con ellos) era el jardín de Santa Cruz.

Un yerro total en el discurso del candidato, quien en una hipotética campaña en zona norte, deberá explicar cómo y por qué dijo esto, oviando recordar que durante más de 20 años han gobernado allí los de su propio partido y si, tiene razón: ni agua poseen los caleteases.

Otro párrafo interesante de sus declaraciones se centró en el momento en que el periodista le preguntó si una vez en la gobernación, restituirá la Caja de Servicios Sociales a los trabajadores.

(SIC) “Lo primero que hay que hacer es mejorar la recaudación. La Caja provincial es una sola. De ahí salís con, tanto para activos, tanto para pasivos, tanto para la Caja de Servicios Sociales y hay que poner gente a controlar. Y yo voy a controlar todo. Yo me voy a parar arriba de la caja para ver a donde va cada peso de los santacruceños

Llamaría a los gremios y les mostraría los números bien claros e invitaría a los Medios de comunicación, a todos. (Evitó decir si va a devolver la caja) Yo voy a hablar con los proveedores, vamos a rediscutir. Para eso debemos tener un estado más presente más activo

Análisis: Javier Belloni evitó decir puntualmente que va a restituir la Caja de Servicios Sociales a sus dueños naturales, los trabajadores. Por el contrario, del análisis de sus palabras, se entiende que va a dejar todo como está, solo que esta vez él la va a sanear y “se va a sentar arriba de la caja”, es decir, su mensaje es que personalmente controlará el dinero, pero bajo ningún punto de vista respondió lo que el conductor le preguntó, con lo cual se entiende que como Gobernador la seguirá teniendo bajo su dominio, como hizo Néstor Kirchner y se prolongó hasta hoy.

En este mismo sentido se refirió a la Caja de Previsión Social, solo que en estos casos, Javier Belloni como intendente no es el mejor ejemplo de administración y aporte, pues es uno de los tantos municipios que descuenta los aportes de los recibos del empleado municipal, pero no lo integra a las cajas, aportando al déficit millonario que ambas tienen.

Concluyendo: el candidato a gobernador del Frente Para la Victoria/PJ tiene un discurso (por el momento) labil, sinuoso y difícil de sostener a través de los ejemplos que intenta graficar con la administración de su comuna. Esto recién empieza. Falta mucho por decir y demostrar. Lo único claro en todo esto es que Belloni jugará dentro del kirchnerismocon dos actores a los que posiblemente les pueda ganar (Alicia Kirchner y Claudio Vidal). Sin embargo, lo de Alicia es un paréntesis abierto porque Pablo González está operando fuertemente entre los intendentes para que en agosto, vuelquen sus aparatos por la actual gobernadora, lo cual debilitaría a Belloni. La otra gran inquietud del intendente K es sumar a Daniel Peralta, quien le podría brindar el soporte que él necesita para coronar por dentro del oficialismo. Peralta ha dicho hasta el hartazgo que no se unirá en un frente con el kirchnerismo y que va con partido propio. El último interrogante es: ¿Irá finalmente Belloni con candidato a la gobernación, si no tiene seguros los votos para ganar? ¿Querrá verse perdedor ante Alicia Kirchner, en caso que gane el aparato interno y doblemente perdedor si la oposición les gana por mayoría de votos?. (Agencia OPI Santa Cruz)

Artículo de Ruben Lasagno

Tags del artículo

Ruben Lasagno

Notas relacionadas que pueden interesarte