Las Heras: Denuncian a un cabo de policía por presunto acoso laboral y sexual

Hace 3 meses Las Heras

La víctima es una agente de policía que presta servicios en una de las dependencias de Las Heras, como así también su presunto acosador y abusador.

Las Heras: Denuncian a un cabo de policía por presunto acoso laboral y sexual

Se conoció un nuevo hecho de acoso y abuso en las filas policiales, esta vez el escenario fue una de las comisarías de la localidad de Las Heras, donde una agente fue acosada laboral y sexualmente, y posteriormente abusada por un Cabo Primero, hecho que habría ocurrido en la dependencia donde ambos prestaban servicios.

Al parecer el cabo, habría aprovechado las guardias no sólo para hostigarla, sino también que la acosaba y en una oportunidad la habría manoseado y la habría besado a la fuerza, hechos que se extendieron hasta la semana pasada, cuando la agente ya no habría aguantado la situación y se la contó sus superiores.

Extraoficialmente se conoció que los jefes de la dependencia donde prestaban servicios la víctima y el victimario, decidieron -luego de escuchar a la agente- que el Cabo Primero fuera trasladado a otra dependencia, donde continúa trabajando normalmente.

Carpeta médica

Al día siguiente que la víctima contara lo sucedido, los jefes la mandaron a la localidad de Caleta Olivia, donde se entrevistó con el psicólogo de la Fuerza Policial, quien luego de evaluarla le dio una carpeta médica. Se conoció que el Cabo Primero, al parecer, ya habría sido acusado por otras policías, pero no por un hecho tan grave como éste.

Fuentes extraoficiales consultadas por este medio, comentaron que la agente aún no se animó a radicar la correspondiente denuncia judicial debido al temor que siente por el sujeto.

Antecedentes

Cabe señalar que ésta no sería la primera vez que un efectivo policial es denunciado por un abuso sexual.

El caso más reciente fue en el mes de julio del año pasado, cuando una mujer mayor de edad, se presentó en la Seccional Tercera, donde radicó una denuncia por presunto abuso sexual.

Según pudo conocer TiempoSur, el hecho fue denunciado durante el mediodía del domingo, cuando la mujer se animó a radicar la denuncia. Fuentes policiales consultadas por este medio, manifestaron que para mayor transparencia en la investigación y una vez que tomaron la denuncia, la misma fue elevada al Juzgado de Instrucción Nº1, de Río Gallegos para que investiguen el hecho. 

El segundo hecho reciente es de un cabo de la policía que los primeros días de junio del 2018, cuando decidió abandonar la vivienda de su pareja en el barrio San Benito de esta ciudad capital, luego que se enterara que había sido denunciado por el abuso de una menor de su entorno familiar en la Comisaría de la Mujer y la Familia. El hombre de 33 años, quien tiene causas administrativas en la fuerza y que no contaba con arma reglamentaria, salió sin rumbo y en distintas redes sociales había manifestado “…todo tiene un final y llegó para mí”. Rápidamente la policía fue alertada de la actitud suicida del efectivo, por lo que se inició su búsqueda, siendo ubicado en horas de la madrugada de ayer en un predio baldío ubicado en inmediaciones a las calles Gobernador Moyano y Sarmiento.

Otro de los casos más resonantes fue en el 2017, cuando otro policía fue a juicio por el abuso de su hija, hecho denunciado en año 2014 y quien fue condenado a la pena de seis años de prisión de cumplimiento efectivo.

En el año 2016

Mujer policía denunció que fue abusada por un compañero, ambos prestaban servicios en la Subcomisaría de El Chaltén. El hecho habría sucedido en la casa de la joven, que había invitado a su compañero a cenar. Allí pasaron varias horas y al parecer el hecho habrá ocurrido alrededor de las 06:00 de la mañana, en el dormitorio de esa casa. Tras la denuncia en la sede policial de El Chaltén, el juez Narvarte fue notificado y ordenó la detención temporal del cabo policial y su traslado a El Calafate.

Ese mismo año, un joven policía afectado al Grupo Especial de Operaciones Rurales (GEOR) de Zona Centro fue denunciado por abusar de una menor de 12 años. La denuncia se realizó en el Juzgado de la localidad de Puerto San Julián, pero el hecho habría acontecido en Gobernador Gregores, ciudad en la que residían. Se conoció que la menor sería la hija del actual esposo de la madre del policía, pero no convivirían en el mismo domicilio. Este caso generó gran indignación en el pueblo, motivo por el cual el efectivo debió ser sacado de la localidad y trasladado a Río Gallegos.

Durante el 2015

Durante el mes de noviembre de 2015 una mujer, publicó a través de las redes sociales un video en la que se la ve pidiendo justicia por un caso de abuso sexual, en el cual apunta contra su hermano Roque por abusar no sólo de ella cuando era chica, sino también de su hijo de 9 años. Además la mujer agregó que su madre fue cómplice de estos hechos, al igual que la Justicia truncadense que nada hizo para impartir justicia. Luego de oír esta grave acusación que está en periodo de investigación y por el cual un sujeto está detenido, y no es precisamente el denunciado por la mujer, a través del canal local de la localidad norteña -Cinco Visión Noticias- Roque, que es efectivo policial, hizo su descargo: “Me jugué la vida porque le creo a mi sobrino, pero no sé por qué mi hermana no le cree a su propio hijo”, indicó.

En Puerto Deseado

En el año 2013, un efectivo policial de 35 años que se desempeñaba en la dependencia policial de Puerto Deseado hizo abandono de servicio llevándose el arma reglamentaria luego que fuera denunciado en sede judicial por el presunto abuso sexual de una nena de 12 años que sería amiga de su propia hija, según se indicó.

La denuncia fue efectuada por la madre de la niña poco después que la misma pequeña, mostrando un mensaje de texto enviado por el presunto abusador le confiara entre lágrimas el terrible calvario que estaba viviendo. Familiares de la menor se comunicaron con este diario, señalaron que los abusos contra la nena, se habrían sucedido al menos en 3 ocasiones y siempre dentro del vehículo del denunciado.

En Caleta Olivia

Ese mismo año, pero en la localidad de Caleta Olivia, un efectivo policial, que prestaba servicios en el Cuerpo de Infantería, fue condenado a ocho años de prisión por considerarlo responsable del delito de “Abuso sexual gravemente ultrajamente”. La denuncia fue radicada en la Seccional Segunda de Policía de Caleta Olivia en septiembre del 2011, por parte del padre de la menor. Fue la propia menor la que le confió a su padre, lo que este sujeto efectuó en contra de su voluntad. Ni bien se conocieron los hechos, desde la Jefatura de Policía se determinó la separación del cargo para este hombre y luego fue detenido.

En el año 2011, en la localidad de Puerto San Julián un policía de 22 años fue denunciado por un familiar, de haber abusado de su hija de dos. En esa oportunidad, la actual esposa del sujeto habría esperado que se fuera a prestar servicio en la Seccional Segunda de Policía para llevar a la pequeña golpeada al Hospital Zonal.

Tags del artículo

Policía

Notas relacionadas que pueden interesarte