Lesionados y vehículos apedreados tras un choque entre trabajadores de la construcción

Hace 2 meses Santa Cruz

Trabajadores de la construcción protagonizaron una gresca en la obra de las 103 viviendas de Puerto Deseado. Personal policial logró bajar los decibeles del enfrentamiento.

Lesionados y vehículos apedreados tras un choque entre trabajadores de la construcción

El inicio del conflicto se habría producido al promediar la hora 8 de ayer, cuando cuatro individuos se presentaron en la obra de las 103 viviendas de Puerto Deseado e increparon duramente a un operario. El hombre resultó damnificado, víctima de una agresión física que motivó la posterior denuncia. No obstante, el hecho no cesó de inmediato, sino que fue en aumento hasta que debió intervenir personal policial. 

De acuerdo a los primeros datos del hecho, los agresores no habrían utilizado armas y también serían operarios del desarrollo habitacional. Fuentes consultadas por La Opinión Zona Norte señalaron que los mismos habrían sido desafectados de su vínculo laboral, pero se desconoce si el despido resultó como consecuencia de la agresión o viceversa.

La escena propició que intervinieran el responsable de la obra y autoridades de la filial local de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA). Desde la compañía a cargo del desarrollo habrían solicitado a los agresores que dejaran el lugar. Cuando los cuatro sujetos se retiraban, según señalaron testigos presenciales, uno de ellos habría dicho algo que enardeció a los demás operarios y miembros del sindicato. 

Como consecuencia, se originó una gresca que implicó una verdadera “batalla” a pedradas y botellazos. En medio de una “lluvia” de canto rodado, los agresores se retiraron raudamente con dirección al domicilio particular de uno de ellos. Allí se encontraban sus familias, esposas e hijos. Los demás operarios los persiguieron y los hallaron en la vivienda. 

En medio de la tensa situación, desde la obra se había solicitado la intervención de la Policía. Efectivos locales acudieron y llegaron a la casa en cuestión. Con el objetivo de preservar la integridad física de los ocupantes, recurrieron al diálogo y persuadieron a los demás protagonistas para que dejaran el lugar. Así se logró desactivar la gresca, antes de que esta “pasara a mayores”. 

Al retornar a la obra, la Policía tomó la denuncia del primer damnificado y realizó actuaciones en relación a una importante cantidad de vehículos, dado que los mismos resultaron con daños de diversa consideración. Ventanillas y parabrisas destruidos, además de carrocerías abolladas, fue el saldo de la violenta circunstancia. 

Al cierre de esta edición, las autoridades tomaban declaración a los testigos y partícipes de los hechos, realizando además pericias e imputación de daños a los rodados afectados. El lesionado, por su parte, presentaría algunos golpes de menor consideración. 

Entre las versiones, respecto a las presuntas razones que habrían motivado el incidente, se deslizó ayer la existencia potencial de una interna gremial. No obstante, la hipótesis aún no fue confirmada.

Tags del artículo

Obras Vialidad Nacional

Notas relacionadas que pueden interesarte