Oficio peligroso: asaltos con cuchillo y machete a taxistas de Caleta Olivia

Hace 3 semanas Caleta Olivia

El jueves en la madrugada, dos taxistas fueron asaltados violentamente. Ambos hechos sucedieron en inmediaciones de un local nocturno, ubicado en avenida Lisandro de la Torre.

Oficio peligroso: asaltos con cuchillo y machete a taxistas de Caleta Olivia

El jueves en la madrugada, dos taxistas fueron asaltados violentamente por delincuentes desconocidos.  Ambos hechos sucedieron en inmediaciones de un local nocturno, ubicado en avenida Lisandro de la Torre de Caleta Olivia. El primer caso ocurrió cerca de las 2 horas. Fue agredido un chofer de la compañía Copetax. 

La víctima, de apellido Olivera, ingresó en el local nocturno “Mi China” y solicitó un teléfono para llamar a la Policía. Personal de la Seccional Tercera acudió y se entrevistó con él. 
Relató que minutos antes se encontraba en la parada que la firma posee en calle Salaberry y avenida Independencia, cuando dos individuos abordaron su Chevrolet Corsa (KLQ959).  Los sujetos estaban en aparente estado de ebriedad. Le solicitaron que los llevara al barrio Miramar, en donde debió ingresar al pasaje Cacique Limonao. 

Al llegar a la intersección con la Lisandro de la Torre, le pidieron que se detuviera. Le mostraron un cuchillo “tipo carnicero”, se lo colocaron en el cuello y le exigieron su recaudación. El chofer les tuvo que entregar aproximadamente 1.000 pesos.

El segundo caso aconteció a las 5:35 de esa misma jornada. Otro trabajador del volante, de apellido Castaño, también fue atacado a mano armada.  El hombre se encontraba al mando del móvil 62 de la compañía Taxi Sur, cuando dos sujetos solicitaron el servicio en la parada de la Plaza 20 de Noviembre. 

Con ellos a bordo, transitaba por la calle Siekeman y, al llegar a Lisandro de la Torre, le indicaron que ingresara en contramano por calle Jáuregui. Al negarse, uno de los agresores sacó “un machete” y lo obligó a estacionar a mitad de cuadra. 

Le rompieron la radio, lo amenazaron de muerte indicándole que también tenían armas de fuego y lo agredieron físicamente.  El chofer debió entregar la suma de 6.200 pesos en efectivo, las llaves del auto, sus alpargatas y un teléfono celular marca Samsung J1.  Cuando se fueron, llamó a la Policía.

Tags del artículo

Inseguridad

Notas relacionadas que pueden interesarte