Santacruceños detenidos en Mendoza por conformar una banda de secuestradores

Hace 2 semanas Santa Cruz

Un importante operativo policial se desarrolló el fin de semana en Guaymallén para capturar al presunto integrante de una banda de secuestradores extorsivos.

Santacruceños detenidos en Mendoza por conformar una banda de secuestradores

Se trataba de Jorge Sixto Coria Cabezas (63), sindicado como uno de los partícipes del secuestro del hijo de un empresario, ocurrido a mediados de julio en un barrio semiprivado de Dorrego. El hombre quedó a disposición de la Justicia federal, que interviene en la causa. Por el caso, efectivos ya habían detenido a cuatro personas el mes pasado.

Personal de la División de Escuchas Telefónicas y Antisecuestros Extorsivos, dependiente de la Dirección de Investigaciones, continuó con las tareas relacionadas al caso, debido a que restaba dar con uno de los sospechosos. En los últimos días, los detectives recibieron el dato de que el hombre se estaba ocultando en domicilios de Guaymallén.

Con esa información se dispusieron labores de observación y seguimiento en diferentes puntos del departamento. Así se logró, el viernes cerca del mediodía, el hombre buscado –Coria Cabezas– divisarlo a bordo de una camioneta Toyota Hilux gris por calles Godoy Cruz y Libertad, detallaron las fuentes.

Efectivos comenzaron a seguirlo y le indicaron al conductor que detuviera la marcha del vehículo, pero este hizo caso omiso y aceleró a fondo para perderlos de vista, iniciando la persecución. En la misma, el sospechoso pasó varios semáforos en rojo, hasta en zonas en las que niños salían de las escuelas.

Otros móviles en apoyo se sumaron a la carrera para atrapar al sujeto, quien esgrimió un arma de fuego a través de la ventanilla para amedrentar a los policías que lo seguían. Después comenzó a arrojar varios elementos hacia el exterior del auto mientras continuaba con la huida.

Por último, los efectivos consiguieron darle alcance a Coria Cabezas cuando iban por calle La Purísima, pasando Godoy Cruz, al producirle disparos una cubierta trasera de la camioneta. Esto provocó que el sospechoso se detuviera frente a un descampado, donde fue aprehendido. Seguidamente se registró el rodado para buscar el arma que el hombre había exhibido en la persecución, pero no fue hallada. Al parecer, la había descartado en el camino, indicaron.

El caso

El hecho de origen ocurrió la mañana del jueves 12 de julio, cuando un grupo de sujetos, que llegó a bordo de tres automóviles, irrumpió en una propiedad de la manzana B del barrio Jardín Village, localizado al norte de La Barraca Mall, la cual pertenece a un empresario del rubro informático.

En el interior de la vivienda se encontraban el hijo del propietario, de 24 años, y una empleada doméstica, quienes fueron reducidos en pocos minutos por los delincuentes armados.

Luego, los individuos revisaron cada habitación de la casa mientras exigían dinero. Pero, al encontrar sólo una suma de 3 mil pesos, optaron por llevarse al joven y a la empleada, a quienes cargaron a un Volkswagen Gol Trend gris.

Los maleantes recorrieron algunos metros y frenaron en las cercanías del mencionado centro comercial para dejar a la mujer, atada de pies y manos. Además, le aseguraron que si hacía algo, iban a matar al joven, a quien mantuvieron privado de la libertad.

Posteriormente, los secuestradores movieron el auto en el que llevaban a la víctima por diferentes arterias del Gran Mendoza al tiempo que llamaban a su padre, a quien extorsionaron y le exigieron una importante cantidad de dinero para liberar a su vástago.

En paralelo, las autoridades tomaron conocimiento de la situación y desplegaron una fuerte búsqueda de los delincuentes, con el objetivo de recuperar sano y salvo al hijo del empresario.

Pero, el progenitor de la víctima comenzó a pactar la entrega la entrega del dinero y los secuestradores lo hicieron pasar por el centro, luego por las inmediaciones de la Estación Terminal de Omnibus de Mendoza (ETOM), para que terminara entregando unos 200 mil pesos en una zona de Dorrego.

Al mismo tiempo, los malvivientes dejaron en libertad al joven en calles Gualberto Godoy y Miller, cumpliendo con lo acordado con el empresario. Hasta el lugar se dirigieron las autoridades policiales, detectives y personal médico para constatar el estado de salud de la víctima, quien no presentaba heridas pero se encontraba golpeada psicológicamente.

Al cabo de dos meses del hecho, agentes de la citada división de Investigaciones consiguieron la captura de cuatro supuestos secuestradores tras una serie de allanamientos: tres jóvenes oriundos de la provincia de Santa Cruz y un mendocino de 43 años.

En los domicilios registrados –uno en Mármol y Joaquín V. González, otro de calle Miller 704, de Dorrego, y el restante en Leónidas Aguirre de la Quinta Sección de Ciudad– dieron con 230 mil dólares, 70 mil pesos argentinos (aproximadamente 10 millones de pesos) y varias armas de fuego.

Asimismo, encontraron pasamontañas, una radio portátil VHF –sirve para inhibir alarmas de automóviles– y llaves de vehículos alta gama. También secuestraron algunas pertenencias que fueron robadas de la casa del empresario. (Fuente y foto: Diario El Sol)

Tags del artículo

Inseguridad

Notas relacionadas que pueden interesarte