Sin haber trabajado nunca, Máximo Kirchner declaró 143 millones de fortuna personal

Hace 4 semanas Santa Cruz

Máximo, como todos sabemos, nunca estudió y jamás trabajó hasta que fue nombrado diputado nacional. Hoy declara oficialmente una fortuna de más de 143 millones de pesos.

Sin haber trabajado nunca, Máximo Kirchner declaró 143 millones de fortuna personal

Por Rubén Lasagno

La última DDJJ 2018 de Máximo Kirchner, hasta diciembre diputado nacional por Santa Cruz y a partir de allí por Buenos Aires o cualquier otra parte del país donde sus convicciones se lo permitan, demuestra la enorme movilidad ascendente que produce el kirchnerismo y tal vez sea por eso que en las PASO del domingo, hayan arrasado en las urnas. Posiblemente la gente crea que si apuesta a su vuelta, a todos nos irá tan bien económicamente, en lo personal, como al hijo de la ex presidente, hoy senadora y candidata a vicepresidenta en el mes de octubre.

Máximo, como todos sabemos, nunca estudió y jamás trabajó, pero la magia de las finanzas y algunas otras cosas que tienen que ver con la ayuda de sus padres y méritos propios para multiplicar los panes, hizo que en esta última DDJJ el diputado nacional declarara una fortuna de $ 143.726.266,00 lo cual, tomando como base su declaración del año 2017, se advierte que obtuvo un incremento en su fortuna de 50 millones de pesos.

Según esta progresión y si proyectamos los términos de ese increíble crecimiento patrimonial, podríamos inferir que a finales de este año 2019 obtendrá unos 50 o 60 millones de pesos más, con lo cual su fortuna ascendería a 200 millones de pesos, nada mal para ser alguien que no conoce el trabajo ni el sacrificio.

El lector y votante por la vuelta del kirchnerismo, debería preguntarse cómo hizo Máximo para ganar 50 millones en un año sin trabajar y ponerse en la piel de un comerciante o empresario argentino que en los últimos 10 o 20 años ha tenido que cerrar o solo ha podido subsistir, no crecer y hasta echando gente y/o trabajando para cambiar la plata a fin de cada año en el que debe pagar insumos, energía, cargas sociales, Ganancias, impuestos, etc. Ni hablar de las Pymes que han desaparecido ininterrumpidamente desde el 2005 en adelante con un aceleramiento fenomenal en los últimos 7 años del país.

La familia multiprocesada por corrupción ha hecho trasvasamiento de capitales a través de maniobras patrimoniales y herencias, con lo cual su madre le cedió el 50% de su patrimonio y desde el año pasado, de acuerdo a los datos que aporta Clarín con acceso a las declaración juradas, tiene un patrimonio superior al de su madre cuando accedió al gobierno por primera vez, donde contaba ya con 77 millones de pesos.

El legislador autodidacta, me animaría a decir con menos cultura, instrucción y mayor desconocimiento del sacrificio laboral que algún otro dentro del Congreso, declaró entre sus bienes una caja de ahorro en dólares que en diciembre equivalía a 19.352.717 pesos (ahora sería mucho más) y depósitos en el país en dólares que declara como herencia que en nuestra moneda equivalen a 87.450.000 pesos (hoy y en vista de la devaluación casi el doble).

El año pasado había declarado ante la OA bienes por 94.215.404,03 pesos, mientras que este año la cifra ascendió a $ 143.726.266. Los últimos períodos han ido en aumento, ya que dos años atrás su patrimonio era de 85.053.033,38 pesos, por el 50% de la herencia que le otorgó Cristina Kirchner en marzo de 2016, lo cual fue visto como una maniobra para “emparejar” el patrimonio en blanco que no saben dónde ponerlo.

Está involucrado en causas por lavado de dinero en Hotesur, donde se encuentra procesado. Tiene causa en Los Sauces y junto a su hermana Ercolini y Policita le secuestraron 6 millones de dólares en una caja de seguridad bancaria.

Debido a los hechos de corrupción del diputado junto a sus padres, tiene inhibición total de bienes y embargo por más de 900 millones de pesos.

El domingo, si bien eran solo unas PASO, la gente votó mayoritariamente éste modelo de enriquecimiento ilícito y robo al Estado argentino, en la cara y sin antifaz.

Tal vez, realmente el pueblo crea que con el kirchnerismo hay movilidad ascendente asegurada. Si es así, no hay duda que el país se merece que los Kirchner gobiernen por dinastía la Argentina. Solo que nadie, después, podrá quejarse de nada, como ocurre en Santa Cruz donde la gente vive feliz repitiendo la historia hace 30 años. (Agencia OPI Santa Cruz)

Tags del artículo

Máximo Kirchner

Notas relacionadas que pueden interesarte