Tiene 84 años y se quedó en la calle porque su propia hija le usurpó la casa

Hace 1 mes Río Gallegos

Antonia tiene 84 años. En mayo del año pasado viajó a 28 de Noviembre por razones de salud y cuando volvió a Río Gallegos, se encontró con que su hija no quería cederle su terreno.

Tiene 84 años y se quedó en la calle porque su propia hija le usurpó la casa

Antonia Herrera tiene 84 años y hace un año vivía en el barrio Evita. Tuvo que viajar a 28 de Noviembre, donde reside su otro hijo, por indicaciones médicas, dado que debía estar acompañada. Allí se quedó un tiempo, volvió a Río Gallegos, pero luego debió retornar a la localidad de la Cuenca. En ese momento, su hija se quedó cuidando el hogar. 

“Cuando me volví a 28 de Noviembre, le dije a mi hijo que iba a tener que dejar a una persona para que me cuide mi casa. Mi hija me dijo que por favor se la prestara hasta que vuelva, porque ella vivía en el barrio San Benito y se excusó en que las calles estaban malas, que le quedaba lejos del trabajo y antes de dejársela a otra persona, se la dejé a mi hija”, detalló Antonia en comunicación con LOA

“Es mi propia hija, se la dejé con la condición de que cuando volviera me la devuelva, porque es mi casa”, manifestó Antonia. Según relató la mujer, su hija tiene su vivienda propia, “con vehículo y todo”. 

Es así que cuando Antonia volvió, su hija ya estaba instalada: “Se quedó con todo, metió todas sus cosas en mi ranchito y se instaló, ahora no se quiere ir. Hace un año que alquiló su casa en el San Benito por contrato y cobra un alquiler todos los meses y está viviendo en mi casa”, manifestó la mujer. 

“Le di un año entero para que me deje la casa, le dije que no quería ir detrás de la Justicia, quiero que arreglemos como madre e hija. Me dijo que no iba a dejarme el terreno hasta que no le pague, ¿qué le voy a pagar si todavía no estoy muerta?”, señaló Antonia. 

Indicó a LOA que la denuncia la realizó en la Comisaría Sexta de nuestra ciudad. “Hablamos con los abogados, con los jueces de 28 de Noviembre y de acá, me quieren cobrar abogados, pero ¿de dónde les voy a pagar si vivo de la pensión?”. 

Por ahora Antonia se está quedando en la casa de un vecino que le prestó el lugar hasta que pueda resolver su situación. 

Tags del artículo

Antonia Herrera

Notas relacionadas que pueden interesarte