Un hombre fue condenado a 3 años por una fuga de monóxido que mató a su inquilino

Hace 1 semana Río Gallegos

Maximiliano Haro, un hombre de 78 años, fue encontrado penalmente responsable de la muerte de un inquilino suyo, quien falleció por una fuga de monóxido de carbono.

Un hombre fue condenado a 3 años por una fuga de monóxido que mató a su inquilino

Maximiliano Haro, un hombre de 78 años, fue encontrado penalmente responsable de la muerte de un inquilino suyo, quien falleció por una fuga de monóxido de carbono. El Tribunal mantuvo la acusación solicitada por la Fiscalía. Deberá fijar domicilio cada cierto tiempo en el Patronato de Excarcelados.

En la jornada de ayer se dio a conocer la sentencia para Maximiliano Haro, el hombre de 78 años oriundo de Chile, pero radicado en nuestra ciudad capital hace más de 30 años, por el delito de “homicidio culposo” de Carlos Sánchez, su inquilino que falleció en 2012 por una fuga de gas en el departamento que Haro le alquilaba.

Fuentes judiciales consultadas dieron cuenta del fallo del Tribunal encabezado por el Dr. Yance. La Justicia mantuvo la acusación solicitada en su momento por el representante del Ministerio Público Fiscal, Dr. Iván Saldivia y la cantidad de años en suspenso. No fue así respecto al pedido de absolución y/o cambio de carátula requeridos durante el juicio por el abogado defensor de Haro.

Entre los fundamentos que tuvo el Dr. Yance para condenar a Haro, se pudo saber que encontró la pena justa que “atienda las condiciones personales del imputado, pero que a la vez sea, en cierta forma, reparadora del daño causado por el delito”.

Como la pena es “en suspenso”, Haro no deberá ir a la cárcel, sino que gozará de “libertad condicional” y deberá presentarse cada cierto tiempo en el de Excarcelados de nuestra ciudad capital para establecer domicilio. Asimismo deberá alejarse de la comisión de cualquier delito, ya que podría perder ese beneficio.

Entendiendo la avanzada edad del hombre, en caso de perder la libertad condicional, podría tener otro beneficio: la prisión domiciliaria.

El hecho

La víctima fatal fue Héctor Sánchez, un hombre de 37 años de edad, trabajador de una empresa de seguridad, quien encontró la muerte en la jornada del 10 de enero de 2012, cuando murió asfixiado por el monóxido de carbono que perdía de un calefactor del departamento que le alquilaba Haro en el pasaje Coronel Villegas al 700 de Río Gallegos.

Tags del artículo

Sociedad

Notas relacionadas que pueden interesarte