Un reconocido geólogo español llegó a Santa Cruz en busca de los fusilados de 1921

Hace 6 días Santa Cruz

Luis Avial Bell halló los restos del autor del Quijote, Miguel de Cervantes, y ahora intenta localizar las fosas comunes donde apilaron a los ruralistas fusilados en 1921.

Un reconocido geólogo español llegó a Santa Cruz en busca de los fusilados de 1921

Luis Avial Bell, famoso por encontrar los restos de Miguel de Cervantes debajo del Convento de las Trinitarias Descalzas, en Madrid, llegó esta semana a la provincia para colaborar en la búsqueda de los restos que puedan existir de los peones fusilados por el gobierno de Hipólito Yrigoyen,  durante las huelgas que se dieron entre 1920 y 1921.

Avial Bell se interesó por la búsqueda luego de conocer el caso de Autora López, hija de Alejo López, fusilado en Jaramillo y echado a una fosa común por las tropas de Benigno Varela, un mes y medio después de declarada la huelga general que buscaba mejores condiciones de trabajo.

El caso de Aurora López es emblemático porque se trata de la primera en intentar judicializar el asesinato de su padre como un crimen de Estado, tarea que lleva adelante con el asesoramiento de la Organización Ruta de la Huelga que integra, entre otros, el ex concejal de Gobernador Gregores Marcelo Serafini.

Es justamente esta ONG la que, a través de un convenio de cooperación internacional con la empresa española, Falcon High Tech, especializada en geofísica, comenzó este jueves con la primera etapa de análisis de los terrenos donde se dio el genocidio.

En este sentido, hay que recordar que años atrás, científicos de la Universidad Nacional de la Patagonia hicieron una campaña de rastreo en distintos puntos de la provincia, que abarcaron la estancia La Anita, El Calafate y la zona norte, pero concluyeron con que no podrían encontrarse rastros, dado que los entierros fueron poco profundos y la acción del viento había erosionado cualquier vestigio.

Marcelo Serafini, fundador de Ruta de la Huelga de 1921 que lleva 31 años en la tarea de visibilización de los sitios de fusilamiento de huelguistas a manos del Ejército Argentino, manifestó que a escasos dos años de cumplirse el centenario del suceso, es necesario iniciar tareas de investigación que permitan identificar las fosas comunes.

Durante estos años, el equipo integrado por docentes y miembros de las organizaciones locales de Conservación Patrimonial cotejó testimonios de sobrevivientes de la huelga, que ahora forman parte del archivo documental y audiovisual de Ruta de la Huelga de 1921.

De este modo,  la empresa de Avian Bell coordinó la tarea, comenzando con visualizaciones aéreas a través de drones dotados de sensores infrarrojos, cuyas imágenes arrojarán las primeras lecturas previas a la segunda etapa, que involucra equipos terrestres.

Si bien la existencia del peón Alejo López está debidamente documentada, al igual que su masacre en documentos militares, el hallazgo de cualquier vestigio servirá para respaldar el reclamo de su hija en el fuero federal, algo que, de concretarse, constituiría una bisagra para la historia de la provincia, que durante muchos años dio a las huelgas del 21 un lugar periférico.

Semanas atrás, a propósito del Día de la Memoria, el ministro de Gobierno, Fernando Basanta, linkeó los crímenes que el Estado Argentino cometió durante la dictadura cívico militar con los que antecedieron cuando este todavía era territorio nacional.

“Aquí hubo 1.500 obreros desaparecidos y no hubo un juicio sobre eso, no pasó nada. Por suerte y por el aprendizaje que hacen los pueblos, mucho tiempo después la misma receta de los poderosos y la represión, el terrorismo de Estado, no quedó impune, por eso es fundamental el ejercicio continuo de la memoria”, aseguró.

Tags del artículo

Sociedad

Notas relacionadas que pueden interesarte