Víctor Manzanares: ¨mientras estaba en la cárcel me enviaron un mensaje de Máximo para que no hablara¨

Hace 4 meses Santa Cruz

En su condición de arrepentido y con tobillera electrónica fue entrevistado en Santa Cruz donde está con prisión domiciliaria e intenta rearmar su vida tras involucrarse en la corrupción kirchnerista.

Víctor Manzanares: ¨mientras estaba en la cárcel me enviaron un mensaje de Máximo para que no hablara¨

Víctor Manzanares había regresado a principios de junio a Río Gallegos, su lugar de origen. El la capital conoció a los Kirchner, ahora busca rearmar su vida. Con tobillera electrónica y con tres procesamientos por lavado de dinero el ex contador de la familia Kirchner se instaló en el Sur.  Para eso tuvo que dejar de ser testigo protegido, aunque mantiene su figura de “arrepentido” en la causa de los Cuadernos de las Coimas.

Entrevistado ahora por La Cornisa (América TV), Manzanares afirmó que si ganara la fórmula Fernández-Fernández (Alberto y Cristina Kirchner) las causas "pueden quedar en la nada". Asimismo, el ex contador de la familia Kirchner reveló que Máximo envió a dos dirigentes de la Cámpora, Eduardo De Pedro y Andrés Larroque, para tratar de contenerlo y evitar que se arrepintiera.

También afirmó que sus compañeros de celda le endilgaron a su arrepentimiento la aceleración de lo que se denominó la "Operación Puf". Sobre CFK añadió: “Su mundo termina en la frontera de su propio cuerpo. Más allá de ella, no existe más nada”.

"Le mandé decir a Máximo que no tenía ningún tipo de lealtad"

—En mi caso tuve visitas de varios diputados de la Nación y en algunos casos venía con algún tipo de mensaje de saludos o de parte de la familia Kirchner.

—¿Mensajes?
—Pero no de aprietes, ¿eh?

—Sí. ¿Pero era más para que no hablara o que…
- Me parece que era una situación diciendo “estamos con vos”. Diciendo, no generes ninguna situación de arrepentimiento que nos pueda perjudicar. No era explícito pero era una forma indirecta, a través de marcar una presencia contenedora.

- Había un pacto de silencio que había que respetar.
- No sé si ese es el término, es: “venimos, estamos con ustedes”, en concepto de “ustedes son presos políticos”. Que por ahí el término es al revés, políticos presos. Pero dar toda esa señal. Pero nada, a mi si alguien me tenía que venir a ver eran los propios interesados para quienes trabajé y compartí décadas. No a través de terceros.

—¿Se puede saber el nombre de alguno de esos diputados o…?
- No, varios. Conmigo estuvo Wado de Pedro, estuvo (Andrés El Cuervo) Larroque. Después algunos otros que yo no los conocía con anterioridad.

- ¿Y a través de ellos le llegaban esos mensajes?
- Sí, preguntarme cómo estaba, cómo estaba mi familia, mi situación judicial.

- ¿Usted lo entendía claramente como mensajes de silencio?
- No, no específicamente silencio, es como que una cosa lleva a la otra. Como diciendo: “no te abandonamos”. aunque yo siento que sí me abandonaron.

- ¿Y el no abandonar implica: “no hables”?
- Y, claro. sí, sí.

- ¿Eso fue durante cuánto tiempo?
- Hasta que yo un día mandé un mensaje a través de un diputado. Le mandé decir a Máximo que no tenía ningún tipo de lealtad. Porque para que hubiera tenido mi lealtad primeramente, yo tendría que haber recibido de su parte un sentimiento de reciprocidad. Cuando no recibís ni afecto, ni estima y todas las señales son inversas, como desprecio, entonces mi parte se terminó. Algo que no tiene sentido.

- ¿O sea que Máximo era el que mandaba esos mensajes?
- Entiendo que sí. Por lo menos eso me decían, sí.

"Que las causas queden en la nada"

—¿Qué puede pasar si gana la formula Fernández Fernández en su condición como arrepentido colaborador?
- Y, a veces uno piensa lo peor.

- ¿Qué significa?
- Que las causas quedan en la nada.

- ¿Y su situación?
- Si vamos a lo que sería mi destino judicial, quedaría sin culpa, como si fuera una persona inocente. No sé, realmente no sé. Espero que no ocurra.

- ¿O que termine en prisión?
- No. Obviamente si pienso que ellos llegando al poder van a buscar soluciones políticas a causas judiciales. Yo correría la suerte de ellos. Entonces por ese lado me convendría. (Fuente: clarin.com)

Tags del artículo

Víctor Manzanares

Notas relacionadas que pueden interesarte